La versión saludable de este riquísimo plato peruano.

Una de las cosas que más me sirvió para bajar de peso, fue seguir comiendo los platos que más me gustaban pero controlando porciones y en su versión saludable! Hoy sigo comiendo así y me funciona de maravilla, pues no hay nada mejor para los antojos que comer constantemente lo que disfrutas. Esta receta de ají de gallina es con quinua en lugar de pan o galletas. Espero que les encante!!

Ingredientes (porción para 6 personas aproximadamente)
1 kg pollo
2 lts agua
1/4 kg ají amarillo
Un trozito de kión
1/2 zanahoria grande o 1 pequeña
1 chorrito de aceite de coco líquido
Ajo molido
2 tz de quinua cocida
1/2 tz de pecanas
1 chorrito de leche de almendras

Preparación
Pon a hervir el pollo con los 2 lts de agua, kion y zanahoria (tip: es mejor cocinar de frente con toda el agua en lugar de irle echando de a pocos porque se conserva mejor el sabor).
Mientras tanto, sácale las pepas al aji amarillo y ponlo en agua caliente. Cuando ya esté blandito, licúalo con el aceite de coco.
Deshilacha el pollo sancochado. Dora el ajo hasta que esté marroncito y luego pon el pollo aqui hasta que se seque a fuego bien bajito (sin aceite). Cuando se vuelva el pollo como una galletita agrega el ají de la licuadora y cocina a fuego bajito hasta que hierva. Aqui puedes echar un poquito de sal de maras y pimienta al gusto.
Ahora licúa 1 tz quinua con la zanahoria y 1 tz del agua donde sancochaste el pollo. Luego licúa 1 tz de quinua con las pecanas y 1 tz del agua donde sancochaste el pollo. Agrega estas mezclas al pollo con ají (cuando ya esté cocinado) y mezcla.
Finalmente agrega el chorrito de leche de almendras. LISTO!! DISFRUTA